“Hola, soy abogado pero en realidad quiero ser copy publicitario”. Con esta frase podríamos resumir el pensamiento de Ignacio Castiella, un abogado que ha encontrado su verdadera vocación en el mundo de las ideas y conceptos: la publicidad. Sorprendente ver como un abogado, una carrera diametralmente opuesta a la publicidad, quiera contar historias y dejarse de tanto Excel, IRPF y leyes. Pero vayamos por parte.

Hemos visto a lo largo de estos años CV creativos de toda índole y a cuál mejor, como el de Nicolás Castán y su videocurrículum de cortes publicitarios; el de Enzo Vizcaíno y su canto por encontrar un trabajo en el metro de MadridRobby Leonardi y su CV basado en los juegos 2D o como los abuelos describían a su nieto David Heredia. Todos y cada uno, rebosan audacia y talento. No es para menos, los que nos dedicamos a este mundillo, el de la comunicación, sabemos lo realmente jodido que está el patio. No me quiero imagina la cantidad de CV que pueden llegar a recibir las agencias. ¿Cientos, miles, cientos de miles…?. ¡Cómo para que te llamen!. Debes destacar muy por encima de la media para que al menos te den la oportunidad de concertar una entrevista y puedan conocerte de primera mano.

Pues eso es lo que ha hecho nuestro amigo Ignacio Castiella, ser disruptivo, rompedor y estar en boca de todos con la creación de esta “diferente” historia personal de 117 tuits. Con dosis de ironía, humor, creatividad, jugando con retuits de otras cuentas y hasta discutiendo con su “yo” más rebelde, ha creado esta peculiar biografía, en el timeline de su cuenta de Twitter.

Mucha suerte en tu andadura, ya lo decía Ray Bradbury: “Si no te gusta lo que estás haciendo, entonces no lo hagas”. Éxito en tu aventura Ignacio.

¿Te gusta lo que estás leyendo? 

Forma parte de la comunidad de Publicidad en la Nube para recibir las últimas actualizaciones y contenido exclusivo.

Podéis la historia completa aquí:  https://twitter.com/icastiellas

Gracias a Lucía, de nuevo, por la información.

Carlos Miñana
Graduado en Publicidad y RRPP, enamorado de la buena comunicación y fanático del deporte. Inquieto por naturaleza y feliz de profesión.