Emprender un negocio no es una tarea sencilla para aquellos que se lanzan a dar el paso definitivo.

Sin lugar a dudas, es una experiencia única y que, como todo en la vida, tiene sus pros y sus contras.

Para hablar un poco más del emprendedurismo, hoy contamos con Edith Gómez, editora en Gananci.com y la cual los nos va a relatar 13 verdades a la hora de emprender un negocio.

Emprender un negocio, 13 verdades que nadie te dijo

Una de las cosas por las que se caracteriza a un emprendedor es su sexto sentido, es decir, ven oportunidades de negocio donde otros no la ven. Además, no paran hasta convertir esa visualización de su mente en realidad.

Pero antes de dar el paso, el emprendedor debe tener en cuenta otros factores para llevar adelante su negocio y evitar equivocaciones que le lleven al fracaso.

¿Te gusta lo que estás leyendo? 

Forma parte de la comunidad de Publicidad en la Nube para recibir las últimas actualizaciones y contenido exclusivo.

Por desgracia, muchos no han recibido ninguna enseñanza en la escuela y en la universidad sobre emprender un negocio y han tenido que lanzarse a esta aventura sin que nadie les diga cómo hacerlo.

Sin embargo, en estos tiempos que corren, la palabra emprendimiento se ha puesto muy de moda. La crisis ha marcado bien a todos los ciudadanos y la vía que les ha quedado para sobrevivir ha sido buscarse sus propios ingresos.

Ha sido tal el boom de emprendedores que lo han intentado (algunos lo han conseguido y otros se han quedado por el camino), que de todos sus errores y éxitos podemos extraer algunas lecciones que te ayuden a desarrollar una buena táctica para tu proyecto y a inspirarte para lograr el éxito.

Veamos 13 lecciones que te permitirán tener controlado tu negocio y seguir creciendo.

Las 13 claves para emprender un negocio

emprender#1.- No confíes en todo el mundo

Igual que hay muchas personas que te ayudan a avanzar en tu camino y apoyarte, también hay otras personas que quieren hacerte daño. Aléjate de aquellas personas que quieren absorber tu energía y aprovecharse de tu buen corazón e ingenuidad, y corta por lo sano.

Son personas tóxicas que además de perjudicar tu negocio, también lo harán en lo personal. Además, este tipo de personas solo será una carga de estrés y una distracción innecesaria que no tienes porqué aguantar. Así que lo mejor es evitarlo.

Te recomiendo que desconfíes y que aprendas a observar con lupa cualquier movimiento extraño.

#2.- Ahorra dinero

Los primeros meses son duros, has invertido una cantidad importante en el proyecto y has cubierto muchos gastos para hacer rodar el negocio.

Así que no gastes todo el dinero que vaya entrando y ahorra lo máximo que puedas. Ese dinero te servirá para cubrir otros gastos que vengan y será tu colchón económico durante esos tiempos difíciles.

Controla tu dinero y aprende a manejarlo para que tu negocio sea estable.

emprender un negocio

#3.- Olvídate de obtener beneficios durante los primeros meses

No suele ser hasta bien pasado los seis meses cuando el negocio empiece a generar beneficios.

Si tu idea era emprender un negocio para ganar dinero de forma rápida, estás equivocado. Ojalá nada más que montar un negocio se obtuvieran beneficios, pero eso sólo pasa en las películas o novelas, no en la realidad.

Constancia, paciencia y mucho trabajo se necesita para lograr prosperidad y llegar a la posición donde se encuentran los grandes empresarios. Recordemos esta frase de Albert Einstein:

“El genio se hace con un 1 % de talento y un 99 % de trabajo”. Haga clic para Tweet

#4.- Cometerás fallos

Nadie es perfecto y de hecho los grandes emprendedores han conseguido ser exitosos por el aprendizaje de sus errores. Si un camino no era el correcto, aprendían del error y sabían que había muchos caminos más para llegar donde querían.

Por eso, es importante que lo que hagas te apasione. Si amas lo que haces estarás dispuesto a equivocarte todas las veces que haga falta hasta conseguirlo porque está en juego tu felicidad.

#5.- Aprende a vivir sin saber qué va a pasar

Un emprendedor no tiene nada asegurado, es triste decirlo pero es así. Puede irte muy bien durante un tiempo y de repente la competencia reestructura su estrategia y consigue captar la atención de tus clientes.

Ante esto, lo que debemos hacer es estudiar bien a la competencia, ver qué es lo que hace y a partir de ahí, crear una oferta mejor, potenciarla y así diferenciarte en el mercado.

#6.- Aprende a ser un buen líder

En el momento que formes a tu equipo de trabajo, debes saber la forma de conectar con ellos para motivarlos a alcanzar tus objetivos, corrigiendolos cuando creas conveniente o felicitándolos cuando hayan hecho un buen trabajo.

Actuando como un buen líder, mejorarás la productividad de cada uno de ellos, se sentirán motivados y más concentrados en sus tareas.

#7.- Delega tareas

Al inicio, la ilusión y la pasión te dan la energía suficiente para iniciar un negocio solo. Pero, a medida que el tiempo pasa y que el negocio crece, llega un momento que no podrás hacerlo tú todo.

Eso no es malo, al contrario, si delegas tareas en otros que tienen capacidades para hacerlo, podrás tener más tiempo para dedicarle a otros aspectos importantes del negocio.

#8.- Prueba, prueba y prueba

Estamos en la era de la información, por lo que encontramos una gran cantidad de información sobre estrategias que pueden potenciar nuestro negocio. El problema es que hay tanta saturación de información que tenemos que seleccionar la que más nos convenza y probar si esa estrategia o herramienta funciona en nuestro negocio.

emprendedor

#9.- No te conformes

Aunque llegues a tus objetivos, nunca te conformes con lo que consigas. Sé ambicioso y mira más allá de lo que creas que es posible para tu negocio.

Cuando consigas tus metas, intenta poner otras más altas y así hasta que cada una de ellas se convierta en realidad.

#10.- Sigue aprendiendo

Lee, sé curioso, habla con expertos, asiste a networking y eventos relacionados con tu sector. No dejes de aprender nunca y de conocer nuevos enfoques porque de forma inesperada puede surgir la inspiración o dar con la tecla que te faltaba para solucionar un problema en tu empresa.

No tengas miedo de preguntarles a expertos sobre tu negocio, ya que ellos pueden tener las respuestas a tus dudas y pueden aconsejarte mejor que nadie a elegir el camino adecuado.

#11.- Necesitas establecer metas

Estás acostumbrado a tener un jefe que te diga lo que tienes que hacer y que revise tu trabajo para asegurarse de que todo está bien.

Pero cuando emprendes un negocio, serás tú el que fijes tus metas y establezcas fechas para conseguirlas. Y para esto será necesario tener un horario y un plan, eliminando de tu camino cualquier actividad que te distraiga y agote tu energía.

#12.- Cuida a tus clientes

Por si no lo sabías, los clientes son la base que sostiene a un negocio. De ellos dependerá su éxito o fracaso.

Por esta razón, deberás cuidar y mimar a tus clientes, manteniendo el contacto con ellos a través de redes sociales, teléfono, emails, invitándoles a una comida, un café… En definitiva, no se trata de tener únicamente una relación profesional, sino de hacerle sentir que somos su amigo y que puede confiar en nosotros.

#13.- Se humilde

Acabas de iniciar tu negocio, ¿quién eres tú para rechazar a un cliente? Las oportunidades llegan cuando menos te lo esperas, y por eso no debes tener prejuicios de ninguno de tus clientes y aceptarlos sin más.

Últimas palabras para emprender un negocio

Estoy segura que de todas estas lecciones sacarás algo en claro y te ayudarán a dar el paso si aún no te habías atrevido a emprender un negocio. Emprender un negocio no es una decisión fácil, hay miedo al fracaso y a cometer errores, pero recuerda que todos nos equivocamos y sólo el que tiene pasión y entrega por lo que hace se levantará todas las veces que haga falta para seguir luchando por lo que desea.

¿Te gustaría compartir con todos otra lección que te haya empujado a luchar por lo que creías y a emprender un negocio?

emprender un negocio

FuenteShutterstock
Edith Gómez
Edith Gómez es editora en Gananci, apasionada del marketing digital, especializada en comunicación online. Se niega a irse a la cama cada noche sin haber aprendido algo nuevo. Le inquietan las ideas de negocio y, más aún, aportar una mirada creativa al pequeño mundo en el que vivimos.
  • Hola Edith

    Muy buen artículo. Yo añadiría un punto 14 que suelo llamar ‘Sé majo’. Si en la vida hay que serlo, en los negocios también porque eso te puede abrir muchas puertas.

    Si eres majo con un cliente o un proveedor, él se llevará buena imagen de ti y podrá recomendarte a otros. Sé majo por teléfono, sé majo por mail, sé majo en redes sociales, sé majo en una conferencia…

    Nos leemos! Un saludo!

    • Hola @@adrinmasmarketingystartup:disqus

      Totalmente de acuerdo, la sonrisa y el ser agradable no hay que perderla nunca.

      Muchas gracias por pasarte por el blog y comentar.

      Saludos.

  • Mark Koss

    Emprendedores es la palabra del siglo XXI. A mí lo que personalmente me gusta es, probar y probar, no me canso. Seguir aprendendo, eso siempre y, lo mas importante, cuidar a los clientes. El cliente es la persona que está al otro lado y la que no hace seguir a delante por este camino tan dificil como es el de emprender.

    • Hola Mark.

      En este país no resulta nada sencillo emprender, es una palabra que cada vez es más usada, pero como dice el refrán: “del dicho al hecho, hay un trecho”. Pero seguiremos luchando para que nuestro esfuerzo y sacrificio nos lleven a buen puerto.

      Los clientes son una pieza fundamental, pero lo primero que deberíamos cuidar es a nosotros mismo y al equipo de trabajo.

      Un saludo.

      • Mark Koss

        Muchas gracias Carlos. Voy compartir este tema en un grupo whatsapp que tenemos nosotros “unos Futuros emprendedores”. Le vendrán muy bien a todos los compañeros leerlo. Éxitos

  • Koncept Link

    Muy buen artículo que sigas adelante, yo recien empiezo con la publicidad online y se nota que le pones empeño a tu trabajo Carlos saludos desde El Salvador.

    • ¡Muchas gracias Koncept Link!.

      Gracias por pasarte y comentar. Saludos.